Cómo tener una casa inteligente - Tips

Oct 13, 21

Cómo tener una casa inteligente - Tips

Si estás interesado en la domótica, en este post te enseñaremos todo lo relacionado con cómo tener una casa inteligente. No es tan complicado como parece. Solo necesitas saber los pasos específicos, algunas nociones básicas y asesorarte por expertos, además de tener el capital necesario. ¡Toma nota!

Cómo tener una casa inteligente, paso por paso

Antes de nada, necesitas saber cuáles son los beneficios de un proyecto de domótica, de tal forma que puedas tomar las decisiones pertinentes respecto a cuáles son los aspectos más importantes para ti:

  • Eficiencia energética. Automatizar tus dispositivos para que funcionen solo cuando sea necesario te ahorrará mucho dinero en la cuenta de la electricidad. 
  • Seguridad. Cuando nos referimos a este aspecto, no hablamos solo de la alarma. También de la detección de incendios y la posibilidad de su control y sofocación, así como medidas de control eléctrico para desactivar ciertos electrodomésticos, evitar sobrecargas y prevenir incendios.
  • Confort. Automatizar luces, puertas, ventanas, termostato y todo lo que se te ocurra, es una excelente forma de hacer tu vida más fácil y cómoda. 

1. Identifica lo que quieres controlar o automatizar

Como mencionamos, en primer lugar tienes que tener claro qué es lo que quieres automatizar, para que puedas centrar tus esfuerzos en ese dispositivo o función. 

Si estás buscando cómo hacer una casa domótica probablemente quieras saber cuando alguien ingresa al perímetro de tu casa. Tal vez quieres controlar la temperatura a distancia justo cuando estás por llegar a tu hogar o quieres que las luces del hogar se enciendan a una hora determinada. Una vez hayas detectado tu idea principal, establece las soluciones para realizar dicha idea.

Por ejemplo, si tu primera preocupación es la seguridad, entonces deberías enfocarte en aspectos como los siguientes:

  • Configurar las puertas, ventanas y persianas para que se cierren a una determinada hora.
  • Automatizar las luces para que enciendan a una hora específica o puedas controlarlas a distancia.
  • Recibir notificaciones si alguien traspasa el perímetro de tu hogar con sensores de movimiento.

2. Reconoce el tipo de conexión que requieres

Una vez hayas decidido cuál es el primer aspecto de la domótica que deseas abordar, podrás decidir entre dos tipos de conexión:

  • Cableada. Perfecta cuando existe mucha distancia entre dispositivos, ya que es más estable, segura y fiable. Si tu proyecto involucra muchos aparatos y abarca un área grande, entonces esta es tu conexión.
  • Inalámbrica. Esta tecnología es mucho más fácil de instalar, ya que no requiere de cables o intervenir la integridad de muros y cielorrasos. Con los dispositivos actuales, ciertas tecnologías inalámbricas, como Z-Wave, se acercan bastante a la fiabilidad de las conexiones cableadas. 

3. Elige la tecnología adecuada para tu hogar

Seleccionar el protocolo de red significa elegir el lenguaje de conexión entre los dispositivos. En la actualidad, existen diversas tecnologías con diferentes ventajas. Ahora pasamos a nombrar las principales.

  • INSTEON: puede utilizarse tanto en la conexión cableada como en la inalámbrica. Es muy amigable y compatible con la tecnología X10, la primera conexión de esta naturaleza (ya se encuentra en desuso).
  • UPB (Universal Powerline Bus): utiliza los cables eléctricos ya instalados para enviar las señales. 
  • Bluetooth: más reconocida que las anteriores. Perfecta para la comunicación a corta distancia, como por ejemplo, entre luces y puertas. Se pueden configurar sistemas híbridos con la tecnología Zigbee, la que describimos a continuación. 
  • Zigbee: es inalámbrica. Cuando seleccionas esta conexión, es recomendable utilizar dispositivos del mismo fabricante para mejores resultados. 
  • Wifi: muy fácil de configurar. Solo tiene un único problema: el ancho de banda. Como la conexión inalámbrica, por lo general, se utiliza también por otros dispositivos (celulares, smart TV, etcétera), puede haber latencia en la conexión. Además, al utilizar bastante energía, las pilas de los dispositivos deben cambiarse cada 6 meses, más o menos. 

4. Adquiere los dispositivos

Necesitarás de los dispositivos que enlistamos a continuación para que puedas concretar tu proyecto de domótica. Actualmente hay muchas opciones que se adaptan a cada necesidad, algunos de ellos son:

  • Sensores. Son parte de la red de automatización que envía la información al controlador. Cada sensor detecta algo en específico. Puede ser movimiento, humo, temperatura, etcétera. El sensor de movimiento con temperatura y humedad Wi-Fi, por ejemplo, te enviará una notificación de forma inmediata cuando sea vulnerado.

  • Actuadores. Como indica su nombre, son motores que llevan a cabo una acción específica. Reciben las señales de los sensores y ejecutan la acción dependiendo de la naturaleza de las anteriores. 
  • Interfaz. Es el software que necesitas para los dispositivos que has instalado. Puede ser una aplicación para que tu teléfono inteligente dé la orden de llevar a cabo un comando. En la interfaz quedan establecidas todas las directrices de la automatización. Con la aplicación APP BroadLink podrás mantener el control de tu hogar desde cualquier lugar. Por su parte, la aplicación gratuita de Automatizate te permitirá disfrutar de todos los beneficios de la domótica con la mayor comodidad.

 Ahora que ya tienes claro cómo tener una casa inteligente, solo es cosa de que pongas en práctica los pasos aquí mencionados. En Automatizate encontrarás todos los productos que necesitas en un solo lugar. ¡La domótica de tu hogar está cada día más cerca!

 

Únete a nuestro News Letter

No te pierdas las novedades que tenemos para ti.